El deporte

El Tenis de Mesa como deporte…

Todos alguna vez hemos jugado al Tenis de Mesa de una u otra manera. Cualquier persona puede jugar, independientemente de su edad o condición física. Es por ello que hoy día sea uno de los deportes con mayor número de licencias federativas.

El Tenis de Mesa, como deporte olímpico, cumple perfectamente con las funciones que un deporte pueda tener y son múltiples por tanto los beneficios que de él podemos obtener.

En nuestro país, cuando se habla de Tenis de Mesa se puede pensar en esa frase “al final del todo y a la derecha…”. Pero la realidad es otra muy distinta, detrás del Tenis de Mesa hay una organización y un quehacer bien estructurado. Faltan apoyos, pero se están dando los pasos oportunos para que se nos empiece a considerar en el marco europeo.

Hay centros de tecnificación con programas diseñados para que los jóvenes talentos puedan compaginar sus estudios con los entrenamientos. Allí se les prepara tanto técnica como física como emocionalmente.

Es un deporte que exige una gran preparación física en niveles altos de competición, además de gran control emocional. Todo se debe hacer muy rápido y con precisión.

Pero vamos a dejar para otro momento el alto nivel y vamos a centrarnos en la iniciación.

A diferencia de otros deportes, éste tiene la peculiaridad que nunca es tarde para poder aprender Tenis de Mesa. Es cierto que la edad ideal para iniciarse podía ubicarse en el segundo ciclo de Educación Primaria si pretendemos llegar a niveles altos. No obstante, tenemos casos  de iniciación tardía cuya progresión les ha llevado a un excelente nivel y por tanto buen ranking.

Desde nuestro club queremos animar a cualquier persona interesada independientemente de su edad a que pruebe y disfrute de este apasionante deporte. Bien como práctica para mejorar su estado físico, bien para poder disfrutar de la competición o simplemente de la mera práctica.

La Federación Madrileña de Tenis de Mesa tiene un programa de competición muy organizado y estructurado. Una vez al mes, por niveles y edades, organiza eventos para que los palistas puedan competir con jugadores de un nivel y edad parejo. Con este sistema de competición se pretende motivar al palista y buscar sus retos personales en forma de ranking.

Para empezar, bastaría con disponer de un espacio, una raqueta y muchas ganas. La raqueta y el espacio no serían un problema en Boadilla, ya que desde hace algún tiempo estamos constituidos como club. Cualquier persona que quiera practicar este deporte nos puede encontrar en el CEIP Teresa Berganza.